Caso de éxito: controlando el gasto en RTVE con la Ley de Transparencia


La Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno permite a cualquier ciudadano -entre otras cosas- solicitar información a cualquier Gobierno y otras instituciones públicas. Hemos hablado de esta ley en este post [LINK A MARCO TRANSPARENCIA] y en este otro os he contado mis experiencias al respecto.

Uno de los motivos por los que yo realizo peticiones es el de intentar “acostumbrar” a las instituciones a que comiencen una publicación proactiva de determinados datos. Esto se consigue mediante la repetida petición de determinado tipos de datos a una institución, en el caso de que el Consejo de Transparencia y/o los tribunales determinen el derecho de la ciudadanía a conocer esos datos. La idea es entonces “aburrir” a la institución con las peticiones y a medio plazo conseguir que publique esos datos regularmente de motu propio sin tener que atender a peticiones concretas. Un ejemplo de esto lo podéis encontrar en esta acción [LINK AL POST] de Info Access Europe que ha coordinado una petición colectiva de cientos de ciudadanos para conocer los gastos de los Comisarios Europeos.

En el caso del jurista y experto en privacidad, protección de datos, transparencia y ciberseguridad Samuel Parra una de las líneas que ha seguido en transparencia ha sido el control del gasto en Televisión Española. Samuel ha ido realizando una serie de peticiones sobre los costes de las Galas de Eurovisión o de la retransmisión de las campanadas y gala de fin de año. También ha preguntado a RTVE sobre el coste de la compra de derechos cinematográficos.

 

UN EJEMPLO. COSTE DE LAS CAMPANADAS DE 2015

Vamos a ver uno de estos casos en detalle. Se trata de una petición de información a RTVE sobre costes de la retransmisión de las campanadas de fin de año de 2015 (incluyendo en detalle los sueldos de los presentadores)

El proceso comienza con una petición de información al ente público:

“Conocer todos los gastos en los que ha incurrido la Entidad Pública Empresarial Corporación de Radio y Televisión Española (RTVE) en relación a la Gala especial de fin de año de 2015, es decir, la gala de Nochevieja del 31 de diciembre de 2015. […]

• Se solicita que los gastos vengan desglosados por “partidas”.

• Respecto a los gastos de personal, se solicita también el detalle del gasto respecto al coste total de presentadores de la gala en directo (sin identificarlos ni individualizar), pero también del resto de personal (sin identificar), por ejemplo, “en operarios de cámaras ……”, “en personal de maquillaje ……”, en “seguridad ……”, en “presentadores de la gala ……”.

• Respecto al resto de gastos, se solicita que se indique las empresas o profesionales que se han beneficiado de los contratos correspondientes, por ejemplo, respecto al catering, que se indique el coste en catering y la empresa que ha suministrado el catering.

• Los mismos datos se solicitan respecto del coste de la emisión posterior a las uvas, la que no es en directo y salen diversos artistas celebrando el año nuevo.

• Se solicita igualmente que se indique si respecto al coste en presentadores de la gala en directo, se realizó en el marco de una relación mercantil con alguna sociedad representante o relacionada con los presentadores o bien fue una relación laboral bajo el régimen general de trabajadores por cuenta ajena o una relación enmarcada en el régimen especial de trabajadores autónomos.”

[Extracto de una petición de información de Samuel Parra a RTVE sobre costes de la retransmisión de las campanadas en 2015]

Según la ley RTVE tiene un mes para contestar. Puede solicitar un mes extra si considera la petición de especial complejidad. En muchos de estos casos, RTVE ni ha contestado. En otros casos, RTVE ha negado el acceso a la información. Al no recibir los datos, Samuel interpone un recurso ante el Consejo de Transparencia.

La resolución del Consejo de Transparencia estimó la petición de Samuel pero denegó la parte correspondiente a los sueldos de los presentadores (cosa por cierto que a mi entender solo aplicaría si tienen una relación laboral con la televisión y no una mercantil, que no estaría bajo protección de datos, lo que parece más probable), cosa que tampoco ha contestado RTVE. Aquí tenéis el recurso del Consejo que estima la reclamación y certifica el derecho de Samuel a recibir la información solicitada:

Tras la resolución del Consejo, RTVE se sigue negando a ofrecer los datos (lo cual es su derecho, pero también es nuestro derecho cuestionar si un ente público debe gastar tanto dinero y tiempo en intentar ocultar datos que manifiestamente deberían ser de acceso público. Se inicia la vía judicial en el contencioso-administrativo.

 

La justicia también le ha reconocido el derecho a Samuel a recibir los datos solicitados. A día de hoy, RTVE sigue sin cumplir la sentencia y no ha entregado la información.


Aquí puedes leer un extracto de una entrevista que hemos hecho a Samuel Parra sobre activismo y transparencia. En este post puedes leer la entrevista completa

¿Cómo usa usted la Ley de Transparencia? ¿Qué tipo de peticiones hace? ¿Por qué? ¿Con qué resultado?

El uso que hago de la Ley de Transparencia es en esencia el ejercicio del derecho de acceso a la información pública, esto es, preguntar a los sujetos obligados por esta Ley determinada información. Las peticiones son muy variadas, muchas de ellas relativas a cómo se gasta el dinero público o en qué y cómo se invierte y otra relacionada con información institucional estadística.

El motivo principal de estas peticiones es por curiosidad, por saber qué se hace con nuestro dinero o qué impacto real tienen determinadas políticas. Por ejemplo, si se hace una ley que tiene como finalidad recaudar más fondos para una determinada partida presupuestaria, quiero saber si tras aplicar esa ley efectivamente el dinero recaudado ha ido a parar a esa partida o se ha ido para otro sitio.

Los resultados suelen ser en muchos casos deficientes; tengo la sensación de que la mayoría de las veces responden a las peticiones de información con el mínimo posible de datos para cubrir la solicitud y que no se entienda que ha sido denegada, aunque en la práctica la información que te ofrecen es tan limitada que es como una denegación.


En este caso que os he contado RTVE también denegó el acceso a Samuel exponiendo que “hacía las peticiones de forma abusiva y repetitiva y para darse notoriedad en su blog”. Evidentemente el Consejo de Transparencia dio la razón a Samuel en este punto.

Alucinando con esta argumentción de RTVE, hice yo una petición EXACTAMENTE con el mismo texto que Samuel, para ver que razón me ponían a mí en el caso que me denegasen la información. Ni me contestaron. El Consejo me dio la razón y ese caso está ya judicializado en la vía contenciosa administrativa. Una pena lo que hacen los responsables de la radio televisión pública que debería ser de todas y todos.

Deja un comentario