#GirautaBlock: ¿entienden los políticos las redes sociales?


Experiencia de una mini acción casual por redes sociales

Esta fue una pequeña experiencia, que surgió por casualidad, y con la que acabamos reflexionando con la comunidad tuitera sobre el comportamiento de nuestros representantes en las redes sociales.

Juan Carlos Girauta. Foto Wikipedia

Bien es sabido que muchos de ellos no acaban de comprender el carácter bidireccional que poseen las redes sociales y las siguen usando como si fueran uno de esos antiguos canales de información unidireccionales donde yo lanzo mi mensaje, este se amplifica y llega a mucha gente que lo consume (o no), y ya.

Pues no, con las redes sociales, resulta que hasta el más humilde de los usuarios puede contestarme, interpelarme, insultarme (claro), corregirme, etc… Y eso es algo, que muchos políticos no saben manejar bien.

Es conocida la poca paciencia del Sr Juan Carlos Girauta, portavoz parlamentario del Grupo de Ciudadanos en el Congreso ante estas interacciones con ciudadanos. Aquí un artículo de eldiario.es sobre esto de título: ‘Ningún político bloquea en Twitter tan rápido como Juan Carlos Girauta’. De hecho, hay como tres o cuatro temas, que si se los mencionas, date por bloqueado… El que más le irrita y lleva a bloqueo instantáneo seguro, es el de su paso por varios partidos políticos. Aquí un extracto de un artículo de El Confidencial sobre su trayectoria en distintos partidos:

Girauta adaptaba su respuesta política al momento. ¿Rojo radical? Pues rojo radical, de la Joven Guardia Roja. ¿Socialdemócrata después? A tope con Felipe González, al que sigue considerando “el rey” de los políticos españoles, el mejor, el más teatral. ¿También la derecha? También, claro, tanto que hasta tres veces fue candidato por el Partido Popular, en elecciones municipales, catalanas y españolas, aunque nunca consiguió un escaño. Al final, lo que aguardaba era Ciudadanos, como un proceso natural que lo lleva al único hueco que Girauta no había ocupado porque no existía desde la desaparición de la UCD, el centro político. Rojo intenso, colorado, azul, y naranja, colores e ideologías como puntos cardinales de una veleta.

Solo con mencionar esto en redes, da igual el contexto, el tono, el argumento… #BLOCKED. Da igual que lo hagas en un tono pausado, o incluso que le preguntes con sincero interés por ello… #BLOCKED.

Ya sabemos que el Sr Girauta es poco paciente en las redes y que no aprecia demasiado el diálogo con sus votantes. A mí me tenía ya bloqueado hace tiempo. No sé a cuenta de qué, la verdad. He dedicado un rato a buscar en el archivo de twitter pero no he sabido encontrarlo.

Una noche leyendo mi timeline de twitter, vi que alguien comentaba como le había bloqueado el Sr Girauta, me acordé de este tema, y sin preparar (ni pretender) nada lancé una pregunta a la red y propuse un hashtag para ordenar la conversacion:

Al segundo empezó a responder mucha gente, y además de los inevitables insultos y bromas, vi que había muchos comentarios interesantes, y gente contrariada o que no comprendía el bloqueo. El hashtag sirvió también para que mucha gente se diera cuenta de que estaba bloqueada, aún sin haberse dirigido nunca al diputado de Ciudadanos.

 

Lo que vemos muchos ciudadanos al querer conversar con un Diputado

Mirad en twitter el hashtag #GirautaBlock, que es realmente interesante. También hubo cierta discusión sobre el derecho de un representante a bloquear a ciudadanos. Yo entiendo que es su cuenta personal y puede bloquear a quién quiera sin problemas. Y nosotros podemos hablar de ello, claro.

A partir de aquí, la cosa creció. Durante toda la noche mucha gente seguía hablando del tema. Fuimos trending topic en twitter (esto es: uno de los temas sobre los que más se habla en ese momento) e incluso al día siguiente un diario digital hizo una pequeña reseña y habló de ello:

 

Artículo de El Plural sobre la discusión #GirautaBlock

Me parece este un buen ejemplo (a una escala muy pequeña, sí) del poder de las redes sociales en cuanto a comunicación, organización e intercambio de información entre los ciudadanos. Si una chanza como esta consigue tener cierta repercusión, imaginad lo que podríamos conseguir con un poco de preparación, más gente, coordinación, etc…

Para acabar, quiero mandar un saludo desde aquí al Sr Girauta. Estoy muy distanciado de sus planteamientos políticos pero evidentemente no tengo nada contra él. Sí me atrevería a aconsejarle (como persona que llevo años en redes) que en vez de bloquear a usuarios (posibles votantes, para que me entienda), si le molesta el ruido en su timeline de twitter, se dedique a silenciar a gente que le moleste o que no le interese. Así conseguirá no ser importunado por ellos y sus comentarios, pero no les dejará sin saber sus opiniones publicada en esta red social, volviendo así a un formato mucho más del gusto del señor Girauta y de tantos otros políticos: un canal de comunicación unidireccional.

Deja un comentario