Helen Darbishire: haciendo España y Europa un poco más transparente


Entrevista a Helen Darbishire, fundadora y directora de Access Info Europe, una de las organizaciones de la sociedad civil que lleva más tiempo trabajando, entre otras cosas,  por la transparencia en las administraciones e instituciones públicas

Conozco a Helen hace algunos años. Siempre ha sido la cara visible de Access Info Europe, organización de la sociedad civil desde la que lleva años luchando por tener una sociedad más transparente y justa. Desde su organización han trabajado en transparencia en Gobiernos e instituciones de España, en Europa, transparencia en los registros mercantiles, en la toma de decisiones, transparencia en la propiedad de medios de comunicación, regulación del lobby, etc.

[Here you can find the original interview in English]


 

Lo primero, por favor, un par de líneas sobre usted. ¿Quién es y qué hace? 

Hola, soy Helen. Soy muchas cosas, pero en mi vida profesional me describo a mí misma como una activista por los derechos humanos. En 2006 fundé la organización de derechos humanos Access Info Europe. Tenemos la base en España y trabajamos por toda Europa promoviendo el derecho de acceso a la información. Hemos presionado a favor de leyes sobre el acceso a la información en España y otros países, y siempre estamos trabajando para mejorar la calidad de las leyes. También trabajamos en transparencia de manera práctica, ayudando a otras organizaciones de la sociedad civil, periodistas, y ciudadanos a obtener información de su gobierno local o nacional y de la Unión Europea. Trabajo a tiempo completo en esto, con Access Info consiguiendo fondos de fundaciones privadas y de instituciones como la UE, Unesco, etc, así como donaciones por parte de la gente, las cuales son muy apreciadas y realmente son de ayuda para nuestro trabajo.

Antes de 2006, ya había estado trabajando en este ámbito por un tiempo. Había tenido el enorme privilegio de ser capaz de trabajar para defender y fomentar los derechos humanos en alguna de las organizaciones más destacadas del mundo, incluyendo Article 19, una organización en defensa de la libertad de expresión ubicada en Londres. Llevé su programa europeo mientras vivía en París, aunque también pasé mucho tiempo en los Balcanes e incluso tuve un piso en Tirana, Albania, en un momento dado. Después trabajé para la Open Society Foundations (localizada en Budapest y más tarde en Nueva York), llevando sus programas sobre libertad de expresión y libertad de información.

A partir de todas esas experiencias, en 2006 vine a Madrid y organicé Access Info Europe. La organización ha tenido un impacto positivo. A nivel personal, disfruto mucho con mi trabajo y, además, ¡me encanta vivir en Madrid!

 

¿Qué es una activista? ¿Te consideras una?

Un activista es cualquiera que toma la iniciativa para participar en la vida pública, en el debate público, con la intención de mejorar la sociedad, progresar en los derechos humanos y mejorar la democracia. Yo soy una activista y creo en traer el cambio mediante el debate, a través de nuestro sistema democrático y legal. Así que, por ejemplo, Access Info utiliza mucho los litigios (en España, a nivel europeo, y con socios de otros países). En Europa somos afortunados de tener un sistema democrático que permite lograr compromisos y cambios mediante acciones pacíficas. Mi experiencia personal me ha demostrado que poca gente activándose y -esto es esencial- organizándose puede marcar una gran diferencia.

 

¿Cómo explicaría -en lenguaje simple- a un ciudadano qué es la Ley 19/2013 de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno?

Es una ley que nos da a nosotros, los ciudadan@s, el derecho de solicitar información del gobierno para saber que están haciendo y como están gastando nuestro dinero. Al final del día, nos tienen que rendir cuentas a nosotros, ¿no? Pagamos sus salarios. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el Comité de Derechos Humanos, todos han fallado que el derecho de acceso a la información es un derecho fundamental. Hay límites, pero solo para proteger información que de verdad es sensible. La gran mayoría de la información en manos de entidades públicas es nuestra información (hemos pagado por su creación) y debe ser accesible a la ciudadanía.

 

¿Tenemos una buena Ley de Transparencia? ¿Nos podría detallar lo que le parece lo mejor y lo peor de esta ley?

La Ley de Transparencia es una ley mediocre comparada con el total de 115 leyes por todo el mundo, colocada en la posición número 80 con solo 73 puntos de los 150 posibles.

Una debilidad enorme es que te tienes que identificar para pedir información. Realizar peticiones en el Portal de Transparencia solo es posible si tienes una firma digital, algo que la mayoría de la gente aún no tiene. Por eso tenemos relativamente pocas peticiones de información en España. Es muy diferente de muchos otros países, donde solicitar información es sencillo: un simple email con una solicitud es suficiente ya que no importa realmente quien lo está pidiendo.

Otro gran problema con la ley tal y como está ahora es que tiene una limitación sobre qué puede ser solicitado en un muy problemático artículo 18, que excluye la ‘información auxiliar’ de la ley. Esta información auxiliar incluye borradores, notas e informes que son considerados como ‘internos’ y comunicaciones entre funcionarios públicos. Hemos tenido algo de éxito en los tribunales debilitando esta limitación, pero aún es un desafío y está totalmente en contra de los estándares internacionales y de otras leyes.

Hay mecanismos para supervisar la ley, como el Consejo de Transparencia, pero no es suficientemente fuerte. Es necesario un organismo verdaderamente independiente (designado por el Parlamento), fuertemente financiado y apropiadamente empoderado. Y, como ocurre en muchos otros países, debería tener el poder de sancionar a organismos que no cumplen con la ley. Esto es algo que la Agencia de Protección de Datos puede hacer y no hay ninguna razón por la que el Consejo de Transparencia no deba tener esos poderes.

Y por último, pero no por ello menos importante, el panorama legal para el acceso a la información en España es muy complicado, con un montón de leyes a diferentes niveles: el Estado, las Comunidades Autónomas y las entidades municipales. Esto hace muy complicado para el solicitante saber a dónde tiene que dirigirse para pedir la información. El problema está en que en España no está reconocido el derecho de acceso a la información como un derecho fundamental, aún cuando es algo que ya está hecho a nivel internacional. Esta es la diferencia entre privacidad /protección de datos: tenemos una única ley de protección de datos pero un gran número de leyes de transparencia. Espero que esa situación cambie en el futuro cuando logremos establecer el derecho de acceso a la información como un derecho de todas las personas.

Web de Access Info Europe

 

 

¿Ayuda la transparencia a la Democracia? ¿Es la solución de todo? ¿Más transparencia acabaría con la corrupción?

Una ley de acceso a la información es un instrumento democrático esencial Pero tenemos que ser claros: es necesario pero no es suficiente. Muchos otros mecanismos son necesarios. Cuando se trata de combatir la corrupción, uno necesita leyes que claramente definan y subrayen los comportamientos corruptos. Necesitas abogados y tribunales que refuercen esas leyes, así una vez que esa información sobre actividades ilegales salga a la luz (ya sea vía peticiones de acceso a la información o vía filtraciones e informantes) aquellos que han violado la ley son procesados. Prevenir la corrupción requiere toda una serie de mecanismos, cosas como declaraciones de bienes, reglas sobre conflicto de intereses, reglas en contra de las puertas giratorias, y demás. Es necesario supervisar el buen funcionamiento de los organismos, como el Tribunal de Cuentas, y otro tipo de inspecciones. También se necesitan reglas sobre como llevar a cabo la contratación pública, como tomar decisiones – después de todo, ‘corrupción’ no significa únicamente dinero robado, también tiene que ver con el tráfico de influencias que resulta en beneficios para amigos y familiares. Del mismo modo, para progresar en la democracia, aumentar la participación, mejorar la respuesta de la clase política a las demandas ciudadanas, se necesita una serie de mecanismos adicionales. También son necesarias reglas sobre cosas que tienen que ser hechas antes de que las decisiones sean tomadas, como hacer una evaluación de impacto ambiental o sobre los derechos humanos, o llevar a cabo una consulta pública. Para que haya un debate público libre y justo hay que asegurar que las ONGs pueden operar libremente. Y, por supuesto, es absolutamente esencial que haya medios de comunicación libres. Eso a su vez requiere reglas sobre como nombrar a jefes de medios de comunicación de financiación pública, y reglas que requieran transparencia sobre la propiedad de los medios para que sepamos quién está detrás de las historias que estamos leyendo. Estos son algunos ejemplos del complejo marco legal y práctico que debería construirse para lograr una democracia funcional. Una ley de acceso a la información es claramente una única parte de ese marco. Pero es una parte especialmente importante porque sin ella no puedes conseguir información para saber si las otras partes del sistema están funcionando bien o no.

 

¿Qué le parece el fenómeno de las filtraciones? ¿Qué opina de organizaciones como WikiLeaks o Fíltrala en España? 

Las filtraciones son un indicador de que algo va mal en el sistema de transparencia. Idealmente deberíamos tener toda la información que necesitamos para obligar a los gobiernos a rendir cuentas. Evidentemente no hemos logrado algo así en muchos países. Así que nosotros confiamos en los informantes que filtran información, y esa es la razón por la que es realmente importante protegerlos. A veces las filtraciones son sobre actividades ilegales y a veces sobre cosas que son estrictamente legales pero al mismo tiempo son éticamente problemáticas. Así que, con los Papeles de Panamá y LuxLeaks, aprendimos sobre las empresas que operan en paraísos fiscales, lavado de dinero, evasión de impuestos y otras problemas, algunos de ellos son claramente ilegales, otros apenas están amparados por la ley pero son claramente inaceptables para los votantes, como descubrir que altos cargos políticos están evitando pagar impuestos cuando su país está en crisis. En términos de como la información se filtra, hay diferentes modelos que se han utilizado durante los últimos años. Lo cierto es que plataformas como Wikileaks y todas las que le han seguido, incluyendo Filtrala, han proporcionado un canal útil para algunos informantes, así como -espero- seguridad para sus identidades. Al mismo tiempo, pienso que es fundamental tener periodistas de investigación exhaustivamente revisando cualquier información filtrada, comprobándola con otras fuentes de información y verificando los hechos. También es muy importante asegurar que cualquier dato potencialmente sensible (como los nombres de individuos que puedan estar en riesgo) no se haga público. Además, para tener impacto con la historia, tener periodistas desarrollando las noticias, en ocasiones coordinados con otros países, ayuda a asegurar que el escándalo resulte en un impacto sobre el comportamiento corrupto o ilegal que está siendo expuesto.

 

¿Qué proyectos de transparencia ha desarrollado Access Info Europe?

(ASK THE EU) En 11 años funcionando hemos hecho un montón de cosas. Hemos promovido leyes con éxito, incluyendo la ley española, así como luchas que también han resultado un éxito contra reformas negativas, a nivel de la UE y en varios países. Hemos solicitado una gran cantidad de información y hemos entrado en muchos casos legales para pelear por conseguir dicha información. No siempre ganamos, pero normalmente tenemos éxito. Incluso hemos ganado un caso contra la Unión Europea en el Tribunal Europeo de Justicia.

Web de ASK THE EU

En España llevamos solo un caso para obtener información del Ministerio de la Presidencia sobre -irónicamente- sus políticas de gobierno abierto. Facilitamos las peticiones de información, con nuestra plataforma de solicitudes AsktheEU.org, la cual gestionamos junto a la organización mySociety en Reino Unido. Hacemos una evaluación de todas las leyes de acceso a la información del mundo, el RTI Rating. Estamos activamente comprometidos en la Open Government Partnership y hemos desarrollado un conjunto de Estándares de Gobierno Abierto. Con otras organizaciones hemos desarrollado estándares sobre lobbying (International Lobby Regulation Standards). Hemos producido una serie de guías para periodistas sobre como utilizar el derecho de acceso a la información (Legal Leaks Toolkit). También hemos conducido muchas investigaciones y monitoreos sobre transparencia, incluyendo recientemente la primera encuesta pan-europea sobre transparencia en la toma de decisiones, la cual ha tenido unos niveles muy bajos de transparencia en muchos países, y un registro muy pobre en cuanto a cosas como las actas de las reuniones. Así que estos son asuntos sobre los que aún tenemos que trabajar.

Pero no todo es negativo. También conseguimos un montón de información. Hemos ayudado a muchas organizaciones y periodistas a obtener información sobre muchas cosas, incluyendo: información sobre migraciones y la crisis de los refugiados, información sobre lobbies en Bruselas, información sobre vigilancia de protestas, información sobre la lucha contra la corrupción, información sobre políticas de energía renovable, información sobre contratos gubernamentales, información sobre el gasto de fondos públicos, información sobre política de vivienda, información sobre el vertido de químicos en el medio ambiente, y demás.

Y si alguien que esté leyendo esto tiene una idea sobre información que quiera pedir, información que le ayudaría a ser un activista, que por favor no dude en contactarnos.

 

LegalLeaks Toolkit [PDF – English]

¿Qué puede hacer una persona para participar en la vida pública y mejorar la sociedad en la que vivimos, sin tener que pasar por partidos políticos y gobiernos? ¿Le parece algo efectivo? ¿Se puede hacer política sin partidos políticos?

Se puede y, en mi juicio, se debe hacer política sin partidos políticos. Es absolutamente esencial que haya actores de la sociedad civil que sean independientes de partidos políticos y que estén dispuestos para vigilar el cumplimiento de los principios básicos y no se involucren en compromisos políticos. En este sentido, en cada sociedad necesitamos a aquellos que son pragmáticos y realistas pero también a aquellos que son idealistas, que siguen empujando las cosas para mejorar. Siempre digo que “los derechos humanos no tienen color político” y un enfoque fundamental de mi vida profesional es estar dispuesta a relacionarme con todos los partidos políticos y discutir sobre transparencia – y para estar lista para criticar a todos los partidos políticos que violan los valores democráticos y las normas sobre derechos humanos. Creo que es muy importante para las organizaciones de la sociedad civil permanecer neutrales cuando se trata de partidos políticos. Para los individuos, la participación ciudadana en el debate democrático es absolutamente esencial y hay muchas formas de hacerlo. Ciertamente, estas formas no son mutuamente excluyentes: puedes estar involucrado con una organización de la sociedad civil firmando peticiones o escribiendo cartas, puedes participar activamente como voluntario en una organización local ayudando a la gente en tu barrio, también puedes tomar parte en manifestaciones sobre asuntos como la educación o el medio ambiente, y también es posible ser activo en un partido político durante un periodo electoral. Un gran guía para empezar a hacer estas cosas es leer un libro nuevo fantástico llamado “Lobbying for Change“, cuyo autor es Alberto Alemanno, de una organización llamada The Good Lobby. Alberto también es el presidente de la junta de Access Info Europe, y su libro muestra como es posible, como el dice, “encontrar tu voz para crear una sociedad mejor” – el libro está lleno de ideas de como involucrarse.

 

En caso de tener una parte activista, ¿nos la puede describir? ¿Cómo ‘hace’ usted política?

Para mi ser una activista significa actuar acorde a mis pensamientos. Creo fuertemente en la posibilidad de una sociedad democrática en la cual una variedad de instituciones funcionan correctamente para asegurar que el gobierno sirve al pueblo, tomando decisiones que van en línea con los mejores intereses para el bien común, y siempre respetando los derechos humanos. Y así, he tomado la decisión en mi vida de actuar con esa creencia y hacer mi carrera profesional en relación a contribuir a esa visión de una sociedad democrática. A nivel profesional, no tengo una opinión política. Así que no estamos hablando sobre partidos políticos sino sobre presionar por un buen sistema democrático. Básicamente lo que hago es hacer muchas preguntas. Quizás es porque tengo un bagaje científico (estudié historia y filosofía de la ciencia en la universidad) y siempre estoy preguntando “¿es eso realmente verdad?”, “¿de verdad es así?”, “¿realmente tiene que ser de esa forma?” y siempre estoy intentando descubrir hechos sobre como funcionan las cosas, así podemos encontrar formas de mejorarlas. Eso se puede aplicar a las decisiones gubernamentales: ¿tenía que ser esa decisión de esa manera? ¿Consideraron los que tomaron la decisión alguna otra vía de hacer las cosas que pueda ser mejor para todos? ¿Se ha hecho presión desde los lobbies para que eso sea así? ¿Cuáles son las alternativas? ¿Fueron consultadas las personas afectadas por la decisión primero? ¿Ha habido un verdadero debate? Conseguir información que ayuda a responder esas preguntas es lo que hacemos en Access Info. Utilizamos el sistema legal para obtener información. No soy abogada de formación, pero he aprendido mucho sobre leyes. Creo que los ciudadanos tienen que saber que las leyes existen para defender sus derechos. No todo el mundo tiene que ser activista a tiempo completo, pero en mi caso es lo que soy. Soy muy afortunada de haber podido hacer eso, y no es solo satisfactorio, sino que además es un trabajo fascinante. También conozco a gente fascinante. A veces se trata de gente famosa e inspiradora (simplemente haber sacudido la mano y tenido una conversación con personas como Nelson Mandela o el Dalai Lama es un gran privilegio en esta vida) pero muchas veces es gente corriente, que están trabajando para resolver los problemas cotidianos de su comunidad, y esas personas también me inspiran mucho. Ser parte de una sociedad humana y colaborar con gente que está trabajando para hacer que las cosas sean mejores para todos, es algo muy importante en la vida y es increíblemente satisfactorio poder hacerlo.

 

Y yendo a lo personal, ¿qué consejo le daría a una persona que quiere cambiar la sociedad pero que nunca ha hecho nada activamente: se siente sólo, piensa que no puede, no se ve capaz, no sabría por dónde empezar, nunca se ha asociado, no ha protestado, etc…? ¿Qué le diría?

Lo primero si sientes que hay algo que está mal. que hay algo que quieres cambiar es respirar profundamente. Para cambiar las cosas necesitas una cabeza clara y una buena estrategia, y ya que no pensamos claramente cuando nos sentimos enfadados o frustrados, lo mejor es aparcar esos sentimientos. Si quieres cambiar las cosas, es el momento de dejar de quejarse y empezar a pensar. Diría que los pasos básicos son recolectar tanto información como aliados. Empezar a investigar, hacer averiguaciones sobre los temas, enterarse de quien está trabajando sobre eso, e ir a hablar con ellos. Puedes encontrar, por ejemplo, gente que ya se ha quejado y ha formado una asociación a la que te puedes unir, o quizás ya hayan hecho una petición en plataformas como Avaaz o Change.org. Puedes encontrar que un funcionario público, como el Defensor del Pueblo o un diputado ya ha abordado el asunto. Y cuando vas a hablar con esa gente, se profesional, asegúrate de que tienes tu información lista, pero también estáte preparado para para preguntar y escuchar: puede que tengan información o visiones que te ayuden con tu campaña. Si es un asunto legal habla con abogados y asegúrate de que entiendes lo que la ley dice y qué posibilidades hay para cambiar. Cuando juntes toda esta información y hables con gente, puede que te des cuenta de que el problema es ligeramente diferente a como pensabas al principio. Eso está bien, tienes que estar abierto a revisar tu estrategia conforme vas avanzando. Lo siguiente es aceptar que el cambio requiere tiempo. Eso no quiere decir que no puedes lograr cosas rápidamente, sobre todo si tienes un caso muy convincente o movilizas a mucha gente. Piensa en aquellas personas que estuvieron en la Puerta del Sol en mayo de 2011 y ahora están gobernando. Cuatro, cinco, seis años puede parecer mucho echando la vista atrás hacia 2011, pero en realidad es una pequeña fracción de tiempo y ahora algunas de esas personas están en una posición de poner en práctica formas de cambiar las cosas. Lo vemos que en el Ayuntamiento de Madrid con la gente que trabaja en transparencia y participación por ejemplo. En Access Info ganamos un caso contra el Consejo de la Unión Europea para tener acceso a un documento. Desde que preguntamos por el documento en noviembre de 2009 hasta que ganamos el caso y recibimos una copia en diciembre de 2015 pasaron seis años. ¿Mereció la pena luchar durante seis años por un solo documento? Si, fue porque aquella sentencia judicial estableció una jurisprudencia que ha ayudado a otra gente a obtener información. Así que: concentrate, piensa con claridad, reúne información, encuentra aliados, y estáte dispuesto a ser decidido, paciente y persistente. Por último pero no menos importante: recuerda que eres un ciudadano, que tienes derechos, y que los derechos a la libertad de expresión y asociación están protegidos por la Constitución. No importa como te trate la gente, mantén tu dignidad y sigue promoviendo tu mensaje, ¡sabiendo que tienes derecho a defender tus derechos!

 

Si hay algo que quiera agregar…

¡Gracias por todas las preguntas! Solo subrayaría que cualquiera – y realmente quiero decir cualquiera – puede tener un impacto positivo en nuestras sociedades. Si estás pensando en algo que te gustaría hacer, si tienes una idea, si quieres solicitar información para empezar, de verdad no dudes en contactar conmigo y con mis colegas del equipo de Access Info. Estamos muy ocupados, eso seguro, pero siempre intentamos encontrar tiempo para hablar con gente que está interesada en nuestro trabajo o que necesita nuestra ayuda. Y si te gusta lo que hacemos y quieres ayudar, hay varias formas. Donaciones de dinero o de tiempo son siempre bienvenidas. Si quieres ser voluntario, mándanos una carta de motivación. También tenemos un programa de prácticas bastante competitivas y de alto nivel. Nuestra oficina está en el centro de Madrid, ¡y recibimos muy bien a las visitas!

Deja un comentario