#QuerellaBárcenas: 5 organizaciones y 30.000 personas


Os cuento la experiencia en #QuerellaBárcenas, una acción de litigio estratégico contra la corrupción que se convirtió en una especie de querella popular apoyada por más de 30.000 personas

Tras #15MpaRato he tenido alguna otra experiencia con litigios estratégicos. Otra que me gustó mucho fue la denominada #QuerellaBárcenas.

Extracto de la querella

El origen de esta acción de litigio estratégico fue la presentación como acusación particular en la Audiencia Nacional de una querella interpuesta por cinco organizaciones: Izquierda Unida, la Asociación Libre de Abogados (ALA), Ecologistas en Acción, la Federación ‘Los Verdes’ y la Asociación ‘Justicia y Sociedad’. La querella está dirigida contra los ex tesoreros del PP Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta, además de contra los que fueron responsables de Organización, Finanzas y asesoría legal Ángel Acebes, Rodrigo Rato y Federico Trillo por las supuestas comisiones irregulares recibidas por el partido y el presunto pago de cantidades también irregulares a determinados miembros del mismo. La querella va dirigida también contra los directivos de ocho empresas que habrían realizado presuntamente estos pagos, además de al ex secretario de Organización del PP de Galicia, Pablo Crespo, así como contra un tal Adolfo Sánchez, identidad que podría responder a un “nombre codificado” o un alias.

La querella se presentó por la presunta comisión de los delitos de asociación ilícita, alternación de precio en concursos y subastas públicas, receptación y blanqueo de capitales, cohecho, tráfico de influencias, delitos contra la hacienda pública, fraude y exacciones ilegales, encubrimiento y falsedad y apropiación indebida de fondos electorales, ente otros. Aquí tenéis el texto de la querella completo.

Hasta aquí, todo normal, una querella por corrupción más de las docenas que pueblan nuestro país. Papeles, abogados, má papeles, medios de comunicación,… Pero un día pasó algo que a mí personalmente me enfadó mucho y que acabó causando cambios en la parte pública de la querella y su conocimiento y apoyo por parte de la ciudadanía.

Pues resulta que al Partido Popular no se le ocurre otra cosa que contra-querellarse a su vez contra las cinco organizaciones por injurias y calumnias.

¿Cómo…? ¿El Partido Popular persiguiendo judicialmente a las asociaciones que han denunciado estos presuntos delitos en vez de intentar aclararlos? Me acuerdo que estuve todo el día enfurruñado pensando en ello y en qué hacer. Al final se me ocurrió algo: si el PP persigue judicialmente a las asociaciones querellantes, que me persiga también a mí, que estoy de acuerdo con el contenido de la querella. Que persiga a TODA AQUELLA PERSONA que esté de acuerdo con que hay que investigar esos sucesos y a los responsables del PP y a esos constructores.

Como no tenía ni idea de cómo hacer eso, pues esa misma noche pregunté:

A partir de ahí entré en contacto con el equipo jurídico de la querella y con el equipo de comunicación (del que acabaría formando parte) y se fue estudiando el cómo hacerlo. Se planteó que todo el que quisiera pudiera personarse y compartir los riesgos con las organizaciones, algo a lo que yo estaba dispuesto. Pero resultó que sería un lío, habría que explicar a todo el mundo las posibles consecuencias legales, hacía falta un poder por cada uno, un procurador, etc… Se pensó también en crear dos categorías, gente que apoyara y se personase en el proceso (compartiendo los riesgos de la contraquerella) y otros que sólo apoyaran la querella públicamente. Valoramos las opciones y al final decidimos dejarlo en la mitad: al principio las adhesiones serían simbólicas  y más adelante se formalizarían en el juzgado. Pero morimos de éxito.

Se abrió #QuerellaBárcenas a firmas de apoyo e inmediatamente se recibieron miles. Aquí las primeras firmas de apoyo:

 

Aquí podéis consultar las casi 30.000 adhesiones recibidas hasta la fecha. Y en la página principal de la web podéis firmar, si queréis.

¿Que hemos hecho en la #QuerellaBárcenas?

Además de atender los distintos procesos y piezas separadas desde el punto de vista jurídico, que es lo principal, hemos desarrollado una labor de coordinación entre las organizaciones querellantes, atendido a los casi 30.000 firmantes y organizado actividades divulgativas sobre la Querella y su estado. Os dejo unos ejemplos:

De vez en cuando hemos realizado unas asambleas abiertas para informar del desarrollo de la querella e informar a ciudadanos y firmantes el estado de las cosas. Aquí os dejo el vídeo de una.

En el equipo de comunicación de la #QuerellaBárcenas siempre hemos usado el humor pero desde el mayor respeto y seriedad conscientes de lo importante que es lo que hacemos. Para la asamblea de los dos años de querella, hicimos un acto en el Teatro del Barrio en Madrid al que invitamos al Sr Bárcenas a asistir. No vino.

 

Como ya he comentado, el Sr Bárcenas no vino a la asamblea pero le guardamos una silla:

Otras labores que hemos hecho han sido: intentar montar grupos de ayuda de voluntarios con la función de estudiar datos para ayudar a la querella, crear y (mal)mantener cuentas de redes sociales, apoyar y defender a nuestros juristas (que han sido fuertemente atacados mediática y judicialmente) y dar charlas de divulgación por todos lados.

La Querella sigue su curso en los juzgados y han salido nuevas piezas separadas como la de la destrucción de los discos duros del ordenador de Bárcenas. Seguimos ahí.

Una de las muchas cosas que he aprendido en este proceso es que la próxima vez que participe en un dispositivo de este tipo, propondré recaudar fondos para liberar (por lo menos a tiempo parcial) a algunas personas para llevar la coordinación, los asuntos jurídicos y la comunicación, porque es realmente muy difícil con trabajo voluntario seguir al pie del cañón. Y más en un proceso de este tipo, con tantos frentes abiertos, tanta complicación, de una duración tan larga y con tantas pausas en las que en meses no hay ningún avance.

Y lo mejor ha sido y está siendo trabajar con estos abogados y esta gente tan estupenda. Intentar conseguir justicia, cambiar las cosas.

 


Aquí puedes encontrar otras experiencias que he tenido en lo relativo a litigios estratégicos: la Querella Ciudadana#15MpaRato y la demanda contra España en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por las llamadas  ‘devoluciones en caliente’.

Deja un comentario